Participa para tener la oportunidad de ganar utensilios de cocina Royal Prestige® en nuestro sorteo de celebración.

Ideas para almuerzo escolar

Empaca un almuerzo nutritivo, divertido y apetecible para tus niños. ¡Crea más que sándwiches y prepara algo diferente con estos consejos de ideas creativas para el almuerzo escolar!

 Palitos de apio decorados como caracoles con crema de cacahuate (mantequilla de maní), zanahorias, rebanadas de manzana y mini dulces.

Haz que la fruta sea divertida

Las frutas y verduras son la clave de un almuerzo nutritivo. Para hacerlo más divertido, incluye un dip, aunque solo se trate de ketchup. Sirve zanahorias baby o jícama con aderezo Ranch, brócoli cocido ligeramente al vapor con mayonesa light, o rebanadas de manzana (usa jugo de limón para que no se oxiden) con crema de cacahuate (mantequilla de maní). Prueba chícharos (guisantes) y maíz congelados, o bien, ofrece medio camote con un poco de azúcar moreno, o incluso rebánalo en círculos.

Un plato de panqueques con mantequilla, jarabe y frambuesas frescas.

¿Desayuno para el lunch?

Prepara panqueques en domingo y congela lo que sobre. Puedes calentarlos y empacarlos para un almuerzo escolar divertido. Huevos revueltos o un huevo cocido en rebanadas también pueden ser un éxito (recuerda incluir una bolsa de hielo para que no se eche a perder).

Un sándwich en forma de corazón con queso crema y fresas en un plato color blanco.

Ideas divertidas de sándwiches

La proteína magra es un componente importante de todo almuerzo, ya que la proteína ayuda a que los niños se mantengan concentrados y tengan energía para la escuela. En vez del sándwich de siempre, trata de agregar algo divertido. Una forma es cortar los sándwiches en formas fantásticas usando moldes de galletas. Los sándwiches de pavo rebanado, atún, pollo o ensalada de huevo se pueden cortar en figuras relacionadas con la temporada o temas de la escuela (estrellas, lunas, animales, etc.). Otra opción divertida es servir rollitos hechos con rebanadas de carnes y queso, para no incluir pan, o ensalada de atún con galletas saladas. Recuerda que el pan no siempre tiene que ser pan; puede ser un bagel o tortillas.

Un tazón color verde de pasta rizada con salsa y queso parmesano junto a un tenedor.

Pasta fácil

Hierve la pasta tipo baby penne o moñitos, y ponle algo de salsa para pasta. Si la preparas la noche anterior, agrega una cucharada de aceite de oliva para evitar que se pegue. Hasta puedes usar fideos ramen instantáneos (pero no uses el paquetito de sazonador porque el nivel de sodio que contiene es muy alto). Usa estos fideos delgados y rizados y sírvelos con salsa de cacahuate (maní) o solos. Durante los meses de invierno usa un termo para servir los fideos calientes (hiérvelos en caldo de verduras y usa más o menos 1/3 del líquido para agregarles sabor).