Fetuchini con Salsa Cremosa de Cerdo y Espárragos

Fetuchini con Salsa Cremosa de Cerdo y Espárragos
Dificultad
Fácil
Tiempo de preparación
10 minutos
Tiempo de cocción
30 minutos
Porciones
12 porciones
  • Carne molida de cerdo, puntas de espárragos y tiernas cintas de pasta vienen bañadas en una cremosa salsa de vino en este delicioso y a la vez sencillo plato que nos envía J. Vela Palomino, entusiasta cocinero de MiCocinaLatina.com originario de Cusco, Perú. Con el penetrante queso fresco que se le espolvorea y con el perejil picado que lo decora, resulta ideal tanto para una rápida cena de entresemana como para una ocasión especial.
Ingredientes Principales
Ingredientes
  • 12 onzas de pasta fetuchini cruda, partida por la mitad
  • 2 cucharaditas de mantequilla
  • 1 cebolla mediana, picada
  • 1 libra de carne molida de cerdo
  • 1 1/2 tazas (aproximadamente 1/2 libra) de espárragos frescos, con las puntas y los tallos tiernos cortados en pedazos de 2 pulgadas
  • Sal y pimienta negra en polvo al gusto
  • 1/2 taza de vino blanco o caldo de pollo
  • 1 lata (12 onzas líquidas) de leche evaporada de CARNATION Evaporated Milk
  • 3 onzas de queso fresco o queso parmesano rallado, o más al gusto
  • Perejil o cilantro fresco picado (opcional)

¡HAZLA YA!

Step 1
Cocina la pasta fetuchini según las instrucciones del paquete.
Step 2
Derrite la mantequilla, mientras tanto, en una sartén grande a fuego medio-bajo. Agrega las cebollas; cocínalas unos 3 minutos hasta que se doren un poco. Agrega la carne molida de cerdo; cocínala a fuego medio revolviéndola constantemente hasta que ya no esté rosada; escúrrela. Incorpora las puntas de espárrago. Condimenta esto con sal y pimienta. Agrega el vino; déjalo hervir y cocínalo, revolviendo de vez en cuando, durante unos 10 minutos para que reducir la salsa. Reduce el fuego a bajo; agrega la leche evaporada. Mantén un hervor suave, revolviendo de vez en cuando, durante 5 minutos aproximadamente.
Step 3
Combina la salsa de carne de cerdo y espárragos con la pasta fetuchini que ya escurriste. Sirve el platillo de inmediato espolvoreándolo con un poco de queso fresco y perejil, de así desearlo. El resto del queso se puede servir junto con la pasta y la salsa.
Reseñas de esta receta