Recetas para celebraciones
Recetas para celebraciones

Pan de Muerto de La Lechera

Pan de Muerto de La Lechera
Dificultad
Fácil
Tiempo de preparación
15 minutos
Tiempo de cocción
45 minutos
Porciones
2 panes, 10 porciones cada pan
Ingredientes Principales
LA LECHERA®
Leche condensada
Leche condensada azucarada, lata de 14 oz
Lata de 14 onzas
Ingredientes

¡HAZLA YA!

Step 1
Mezclar la levadura y el agua tibia en un tazón grande. Dejar crecer por 10 minutos. Calentar La Lechera y la mantequilla en una cacerola pequeña sobre fuego medio hasta que la mantequilla esté derretida. Añadir el anís, la sal y la mezcla de La Lechera a la mezcla de levadura y mover bien para combinar.
Step 2
Añadir los huevos y 1 taza de harina y mezclar bien con una cuchara de madera. Continua agregando la harina restante taza por taza mezclando bien hasta que la masa se junte. Amasar por 5 minutos o hasta que la masa esté suave y elástica y ya no pegajosa. Poner en un tazón grande engrasado. Cubrir con plástico engrasado. Dejar reposar en un lugar tibio durante 1 hora o hasta que duplique el tamaño.
Step 3
Cubrir una bandeja grande para hornear grande con papel parchment.
Step 4
Golpear la masa con el puño y divídela en mitad. De cada mitad corta 3 bolitas pequeñas (de aproximadamente 1 cucharada). Trabaja 4 de las bolitas para formar los “huesos”. De cada una de las grandes mitades de masa formar una bola de pan redondo. Suavemente presiona los huesos en cada pan formando una “X”. Trabaja las 2 bolitas restantes para crear la calavera. Coloca la calavera en el centro de cada “X” y presiona suavemente. Poner los panes en la bandeja preparada y dejar que crezcan en un lugar tibio durante 30 minutos.
Step 5
Precalinta el horno a 350º F. Pintar la superficie de cada pan con la mezcla de yema de huevo.
Step 6
Hornear por 20 minutos. Sacar los panes del horno y pintar nuevamente la superficie de cada pan con la mezcla de yema de huevo y espolvorear con las 2 cucharadas de azúcar granulada. Regresar al horno por otros 20 minutos o hasta que los panes estén dorados y suenan huecos cuando los tocas. Sirve caliente o deja enfriar completamente. Los panes son más ricos cuando se comen el mismo día.
Reseñas de esta receta