Pechugas de Pollo Asadas con Salsa a la Boliviana

Pechugas de Pollo Asadas con Salsa a la Boliviana
Dificultad
Fácil
Tiempo de preparación
30 minutos
Tiempo de cocción
20 minutos
Porciones
6 porciones
  • Ajíes amarillos, cremoso queso de cabra, quinoa y maníes hacen que estas Pechugas de Pollo Asadas con Salsa Boliviana sean una comida muy especial.
Ingredientes Principales
Ingredientes
  • 6 mitades de pechuga de pollo deshuesadas y sin pellejo
  • Jugo de 2 limas
  • Sal y pimienta negra en polvo al gusto, (opcional)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva, uso dividido
  • 1 cebolla mediana, picada
  • 2 dientes de ajo, finamente picados
  • 1 a 2 cucharadas de pasta o puré de ají (chile) amarillo picante o de salsa picante de chiles habaneros al gusto
  • 1 taza de leche evaporada NESTLÉ CARNATION Evaporated Milk
  • 1/2 taza de quínoa cocida
  • 1/4 taza de cacahuates (maníes) tostados secos sin sal
  • 1 paquete (3.5 onzas) de queso de cabra o 2/3 taza de queso feta desmoronado
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/4 cucharadita de pimienta negra molida

¡HAZLA YA!

Step 1
Coloca el pollo en un molde para hornear de 13x9 pulgadas. Rocíalo con el jugo de lima. Condiméntalo con la sal y la pimienta negra. Rocíalo con 1 cucharada de aceite de oliva. Ponlo a marinar en la nevera 2 horas.
Step 2
Asa el pollo a la parrilla o en el horno unos 6 minutos por lado o hasta que ya no esté rosado en el centro.
Step 3
Calienta 2 cucharadas restante del aceite en una sartén grande a fuego medio. Agrega la cebolla, el ajo y la pasta de chile. Cocínalos, revolviéndolos de vez en cuando, durante 5 minutos o hasta que se suavicen. Retíralos del fuego; déjalos reposar 5 minutos.
Step 4
Coloca la leche, la quínoa, los cacahuates y la mezcla de cebolla en la licuadora o en el procesador de alimentos; pon la tapa. Bátelos hasta obtener una consistencia cremosa. Agrega el queso; usa el pulsador unas cuantas veces para mezclarlo. Pon la salsa de vuelta en la sartén. Cocínala a fuego bajo, revolviéndola constantemente, durante 10 minutos o hasta que esté cremosa y completamente caliente. Salpimiéntala. (Rinde aproximadamente 2 tazas.)
Step 5
Sirve las pechugas acomodándolas en un platón. Vierte la salsa sobre el pollo.
Consejos:
• Si la salsa queda demasiado espesa para tu gusto, agrégale el resto de la lata de leche evaporada. • La salsa se puede preparar con un día de anticipación y tapar y refrigerar hasta la hora de servir. Al recalentarla, dilúyela con más leche evaporada según haga falta.
Reseñas de esta receta